viernes, 24 de marzo de 2017

Pimentón de Murcia

El color del pimentón se debe a los pigmentos carotenoides que contiene. Los colorantes principales de la variedad Bola son: el Capsanteno, (en torno al 50%), y el Capsorrubeno (en torno a un 12%)
.
Características organolépticas del Pimentón de Murcia.-
El pimentón es totalmente dulce, con un olor  fuerte penetrante  muy característico y con un gran poder colorante, es graso y muy sabroso. El color es rojo brillante. Tiene una gran estabilidad de color y aroma.
Características del Pimentón de Murcia.-
- Dimensiones del grano:
El grado de molturación del pimentón debe ser tal que pase por la criba o tamiz equivalente a 1,19 mm. de la luz de malla.
- El pimentón se comercializará en las categorías Extra y Primera.
En las etiquetas comerciales de cada elaborador autorizado tiene que figurar obligatoriamente la mención de la Denominación de Origen Protegida Pimentón de Murcia, la categoría comercial Extra o Primera y el tipo de secado: secado al sol o secado en secadero. También podrá figurar si el pimentón proviene de Pimientos desrabados, Pimientos sin rabo o Pimientos sin pedúnculo.
También es obligatoria la contraetiqueta expedida por el Consejo Regulador de tal forma que sólo se pueda utilizar una  vez.

(Cerespain )

Galletas María

La galleta María (en inglés: Marie biscuit) es un tipo de galleta dulce muy consumida en países de Europa, América Latina y en otros como India, Pakistán, Sudáfrica, Australia, etc. Fueron creadas en Londres en 1874 por Peek Freans, una empresa inglesa de galletas, para conmemorar el matrimonio entre la Gran duquesa María Aleksándrovna de Rusia y el príncipe Alfredo I de Sajonia-Coburgo-Gotha, hijo de la Reina Victoria.
Se hizo muy popular en toda Europa, particularmente en España donde, después de la Guerra Civil, la galleta se convirtió en un símbolo de recuperación económica debido a que las panaderías las producían masivamente, gracias a excedentes en las cosechas de trigo que abarataron su precio.
Tienen la particularidad de que puede mojarse en leche caliente sin que se deshaga tan fácilmente como otras, debido a su escasa humedad (entre 1% y 6%). Son galletas de bajo precio y relativo bajo contenido en grasa y azúcar. En principio son redondas y llevan el nombre grabado en un lado, presentando también sus bordes un diseño intrincado. Inicialmente el nombre correspondía a una marca comercial determinada, pero actualmente se ha generalizado para todas las galletas parecidas, y a veces también se utiliza para otras con las mismas características pero de forma rectangular, si no saben a mantequilla.
Las galletas María pueden tomarse solas o mojadas en leche, café, chocolate, entre otros. También puede prepararse un sandwich con dos galletas, untándolas con dulce de leche, mantequilla, crema de maní, leche condensada, mermelada, etcétera. Suele dársela de comer a los bebés, convenientemente ablandadas en leche.
Se emplean en muchas recetas, como es el caso de las galletas fritas (un dulce barcelonés popular y tradicional que consiste a untarlas de dos en dos con mermelada, crema u otro relleno similar, freírlas en aceite y cubrirlas de azúcar), el pastel de galleta (hecho con capas alternas de galletas, a veces mojadas en café u otro líquido, y alguna crema). Se usan como base de numerosas tartas (hechas con galletas trituradas y mezcladas con mantequilla, aromatizando a veces con canela, cacao o café). En España es típico servir las natillas con una galleta María encima. En Cataluña se emplea también para hacer platos salados: por ejemplo, bases como la picada o también machacada en el mortero para espesar salsas.

(Wikipedia)

Trucha a la aragonesa

El recetario tradicional aragonés contempla un buen número de platos elaborados con trucha. Sus nombres varían en función de la zona en la que se cocinan (truchas Abarracín, del Alto Aragón, del Cinca a lo fino, del Pirineo al vino blanco…), según el método de elaboración (asadas, estofas, al hojaldre…), e incluso en ocasiones por su destinatario como las “truchas para visitas”, receta procedente de la localidad de Seira, en la comarca oscense de la Ribagorda.

jueves, 23 de marzo de 2017

Sukalki - Munguía

El sukalki es un plato típico del País Vasco. Es un ragú de carne de guisar.
Es un plato completo que se puede consumir como plato único por su alto nivel calórico.
Sus ingredientes son:
Carne de guisar
Cebolla
Zanahoria
Pimiento choricero
Guisantes
Patata
Caldo de carne
Curiosidades
En las fiestas regionales del País Vasco es costumbre hacer concursos de platos de cocina y uno de los más usados para este evento es el sukalki.
El más importante de estos concursos es el concurso de sukalki de Mungia

(Wikipedia)

Txangurro - Guipuzcoa

En el País Vasco se llama changurro (del euskera txangurru,) al centollo y, por extensión, tanto en el País Vasco como en el resto de España, a una serie de platos populares de la región hechos a base de carne desmenuzada de dicho marisco.
Recetas de changurro
Algunos ejemplos son el changurro a la donostiarra o la terrina de changurro, en los que la carne extraída del caparazón tras cocción se mezcla con ingredientes como cebolla, puerro, tomate y brandy, según las diferentes variantes de recetas.
Variantes
En el changurro a la donostiarra la mezcla preparada se presenta dentro del caparazón del centollo y se gratina en el horno.

(Wikipedia) 

Cebollas de Palenzuela Palencia

Desde que los más viejos recuerdan, a los habitantes de Palenzuela se les ha llamado en la comarca cebolleros, en referencia a las cebollas cultivadas en la villa, cebollas que fueron poco a poco haciéndose un nombre dentro de los alimentos naturales de Palencia. Ahora, en una época en que el campo se despuebla y la agricultura sufre una persistente crisis, es cuando se hace necesario un reconocimiento oficial para un producto que resulta primordial como materia prima y acompañamiento de muchos otros alimentos.
Para ello, el 20 de febrero de 2004 se contituyó la Asociación Promotora de un Distintivo de Reconocimiento de la Cebolla de Palenzuela (nº 1830 del Registro de Asociaciones de la Delegación Territorial de la Consejería de Presidencia y Administración Territorial). Esta asociación tiene como objetivo inmediato la promoción de la cabolla de Palenzuela y del propio municipio y, en general, toda la comarca del Cerrato.
El ámbito territorial de la asociación es el Cerrato y los valles de los ríos Arlanza y Arlanzón. Los asociados son productores y comercializadores de cebolla, ayuntamientos de la zona y otras asociaciones sin ánimo de lucro. Las metas a largo plazo de la asociación son revalorizar la producción local y comarcal de cebollas y revitalizar y consolidar el tejido económico de la comarca, diversificándolo a través de una posible comercialización diferenciada de la producción actual por parte de los propios productores.
La asociación es la encargada de organizar la Feria de la Cebolla de Palenzuela para darse a conocer y promocionar el producto. Tiene lugar en la propia villa los primeros días de octubre.

lunes, 20 de marzo de 2017

Mantecadas de Astorga

Cuenta la leyenda popular que la primera receta de la mantecada surgió allá por el siglo XIX en el interior del convento astorgano de Sancti Spiritu. Una monja llamada María Josefa Gonzáles Prieto se salió de la congregación y las comercializó.
En 1805 los maestros reposteros Máximo Matheo y Francisco Calvo, proveedores del Seminario Astorgano durante las fiestas navideñas, dejan el primer testimonio escrito de la receta de la mantecada, que todavía hoy se conserva.
En 1850 se comienza la comercialización del producto a través de unos iniciales obradores de reducido tamaño llamados morunos. Don Balbino Cortés y Morales, en su “Diccionario Doméstico. Tesoro de las familias o Repertorio Universal de Conocimientos útiles”, del año 1876, aporta una receta dela Mantecadas de Astorga, y las menciona como dulce afamado.
El origen del oficio de las cajilleras, cuya tarea consistía en plegar los cuadrados de papel que servían de protección y envase de la mantecada, está muy ligado a la labor de los obradores y refleja la importancia de la mantecada de Astorga en el sector productivo de la ciudad.
Existen numerosas referencias documentadas de mediados del siglo XIX, generalmente relacionadas con el mundo eclesiástico y con la costumbre de regalarlas en muestra de agradecimiento o donativo. También se tiene constancia de que durante este periodo, el primer productor las comercializó con el nombre de “La Perla Astorgana”. En el año 1876 Don Balbino Cortés y Morales, en su Diccionario Doméstico, aporta una receta para hacer Mantecadas de Astorga, distinguiéndolas con este apellido de otros dulces similares. Varios anuarios a lo largo del tiempo, han mencionado la importancia de las fábricas de mantecadas en Astorga como por ejemplo el Anuario Bailly-Bailliere, de 1891, en su página 1495, donde habla de 12 fabricantes de mantecadas. O el Anuario Riera, de 1901, en su página 1167, donde habla de 11 fábricas de mantecadas. O el Anuario Bailly-Bailliere, del año 1916, en su página 3179, donde menciona el nombre de 9 fabricantes de mantecadas en Astorga, e incluye también el anuncio publicitario de dos de ellos, diciendo que Astorga “tiene nombradía por la fabricación de chocolates y mantecadas”. Según la Cámara de Comercio de Astorga la facturación de mantecadas de Astorga por el ferrocarril (F.C. Norte y Oeste) en 1930 fue de 188.710 Kg.

(Mantecadas La Mallorquina)